lunes, 12 de diciembre de 2011

Entre economía e idiomas el nuevo orden mundial

Por: José Solórzano.
A medida que los años pasan y los aspectos de la globalización se van decantando más, lo que trae como efectos que problemas que se presentan en otras latitudes muy lejanas al continente americano de una forma u otra afectan la economía y nuestra forma de vida. De ese modo se han venido imponiendo tendencias comerciales con los países de mayor poder adquisitivo en el orbe, estas relaciones que se van desarrollando y que conllevan a la firma de tratados de libre comercio, que exigen la preparación de profesionales bilingües que puedan asumir de manera eficiente las responsabilidades de un mundo en el cual el idioma español no es el más fuerte, hasta ahora.


En contraste con lo mencionado al final del párrafo anterior es pertinente mencionar como los tratados comerciales, el manejo de las divisas provenientes de la venta de petróleo y la mano inmigrante va a determinar cuáles van a ser los idiomas más influyentes en un futuro no muy lejano. Las tendencias en el orden mundial apuntan a que China sea la potencia hegemónica, lo cual se debe al gran tamaño de su población y que en los últimos años ha sido el país que más ha crecido establemente, 10% del PIB durante la década pasada, los  economistas plantean que en 20 años este país será el que lidere el grupo de los países ricos, pero, no solo China estará a la delantera, también países del medio oriente como los Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, entre otros, que en la actualidad reciben una gran cantidad de recursos económicos por la venta del petróleo estarán acompañando al gigante asiático. Los chinos con base en la tecnología y el comercio estarán a la vanguardia, los árabes debido a las inversiones que están realizando en diversas aéreas económicas en muchas partes están pensando en cómo vivir de las ganancias que les dejara el petróleo cuando se acaban sus reservas. Si todo sigue como ellos lo prevén serán ellos quienes tengan los fondos económicos en sus manos.


En consecuencia, los idiomas que se hablaran en un futuro no serán ingles, el alemán o francés,  en contraste el mandarín, el árabe y el español serán los que se hablen con una mayor frecuencia. Es decir, el mandarín por el comercio, el árabe por poder económico resultante de sus inversiones monetarias, y la pregunta lógica en este sentido es ¿Será el idioma español de los mas hablados? Y la respuesta es  sí, porque al observar las estadísticas de los grupos que más inmigrantes crecen, los latinos son los que abanderan este ítem.  Al estar china y el medio oriente teniendo una mayor riqueza los latinos estarán en esas latitudes aportando la mano de obra que los nativos ya no deseen realizar, es por esto que las familias se desplazarán hasta esos lugares y de esta forma las costumbres y lengua irán también, haciendo del español uno de los tres idiomas mas hablados en el fututo cercano.